En estos días que uno revisa las redes sociales es imposible no toparse con una cantidad de expertos en política, opinólogos y activistas sociales. Esta situación empieza a cansar un poco por tanta polarización, tanta manipulación y tan pocas verdades. Por eso, quiero compartirles algunos razonamientos, que espero que no se ahoguen entre tanta ideología. Por Dr. Juan David Quiceno.

En esta época tan sumida en la irracionalidad y en la que lo único real es lo que dicta nuestro maravilloso mundo interior, se ha hecho frecuente tildar de fascista a todo lo que tenga unos mínimos visos de orden o reivindique una identidad estable o vaya en contra de la sacratísima voluntad del sujeto; por eso cabe preguntarse ¿Qué