El célebre promotor del ateísmo, Richard Dawkins, contra toda su propia pretensión de objetividad y racionalidad, perpetúa mitos históricos sobre la relación entre ciencia y fe, en este artículo se desmitifican algunos.