Como dos polos, los peruanos exigimos igualdad, pero a la vez nos empeñamos más en dividirnos por distintas razones, la más reciente, la política. Hemos cumplido 200 años de vida republicana e independiente en medio de esta disyuntiva. El problema no es de ahora, ¿cómo salir de él? La educación es clave y uno de los primeros medios para hacerlo.