El padre Sáenz, es un sacerdote jesuita argentino, de 87 años. Ingresó en la Compañía de Jesús siendo muy joven, a los 17 años, y fue ordenado sacerdote en el año 1962